El Turf español toca fondo tras 5 años de gestión de Faina Zurita

Faina400

Con el cierre de la temporada de otoño de 2016, el pasado 27 de noviembre, en el Hipódromo de la Zarzuela, el equipo gestor presidido por Faina Zurita ha cumplido cinco temporadas dirigiendo, no solo el principal hipódromo de nuestro país, sino también el destino del dinero que, proveniente del contrato con SELAE, financia las carreras de caballos en España.

Cinco temporadas marcadas por el parón de 8 meses que primero se justificó en la ausencia de competencias reguladoras por parte de SFCCE y más tarde -una vez que se comprobó que si podía regular como lo hizo en San Sebastián y Sanlúcar, con soporte de SELAE- en la supuesta imposibilidad de HZ para contratar con una empresa en concurso.

Sin embargo, ya antes de ese parón, las cifras que arrojaba la gestión de los dirigentes de HZ, eran a todas luces preocupantes y no parecen haber cambiado el rumbo descendente, en este año 2016 que llega a su fin.

Las Pérdidas de HZ

En sus primeras intervenciones públicas en 2012 y al principio de 2013, Faina Zurita criticó con dureza la gestión de su antecesor en el cargo, Mariano Casado, y se comprometió a acabar con las pérdidas de gestión para el año 2014, por la vía de “rentabilizar el recinto los 365 días del año” además de conseguir la apuesta externa (contaba con mayoría absoluta de su partido en todas las administraciones implicadas).

Sin embargo, las cifras de pérdidas no solo no se han reducido, sino que se han multiplicado.

perdidas1

Como podemos ver en este gráfico, que toma los datos publicados por los auditores de HZ, la gestión ha multiplicado las pérdidas de explotación que en el último año de Mariano alcanzaron algo menos de 3,3 millones de euros y que en los 4 años publicados durante la presidencia de Faina Zurita, rondan los 20 millones de euros a los que habría que añadir las pérdidas de 2016 a las que la propia Faina se refería como “similares” a las del 2015 (7,3 millones de euros), en la reciente entrevista concedida a la revista A Galopar pero que según cuentan en SEPI, en realidad superan holgadamente los 10 millones de euros para un solo ejercicio tras la pérdida de los principales contratos de patrocinio y los cuantiosos gastos derivados de las nuevas licitaciones para campañas de promoción y planes estratégicos, a lo que hay que añadir un descenso significativo en casi todas las fuentes de ingresos y en especial la apuesta interna, como veremos a continuación.

 

El aumento de las dotaciones, único brote verde

perdidas2

Aún sin alcanzar los totales del año 2011, el Hipódromo de la Zarzuela ha sido el máximo responsable del aumento de las dotaciones en premios que en este año 2016 han tenido un importante incremento sobrepasando los 5,4 millones de euros. Este aumento, unido al descenso de caballos, ha subido considerablemente el importe de premios a repartir por cada caballo, situándose en casi 7.600 €/caballo.

Sin embargo, como veremos, este esfuerzo económico no se ha traducido en un aumento de caballos o propietarios, algo que los dirigentes HZ explican por el parón de 8 meses de competición, pero lo cierto es que tras más de un año de la reanudación y con este importante nivel de premios por corredor, el número de caballos y propietarios están en niveles inferiores a los del año 2005, pese a que en ese año la Zarzuela solo ofreció una temporada de otoño, tras nueve años de cierre.

 

La apuesta interna toca fondo en 2016

modificado1

La recaudación por apuesta interna en 2016 ha arrojado los peores resultados desde la reapertura del Hipódromo de la Zarzuela en un año completo de carreras. Y todo ello a pesar de dos iniciativas que forzosamente deben mejorar las cifras con respecto a los años anteriores: el aumento del retorno al apostante en un 10% y el regalo de un euro en apuestas con la compra de la entrada.


La nota de prensa de HZ habla de un repunte de la apuesta comparando medias de jornadas de 7 carreras con otras de 5 y 6 carreras, sin embargo, las cifras absolutas demuestran que HZ ha tenido en 2016 sus menores ingresos por apuesta interna desde la reapertura (siempre dejando fuera el ejercicio de 2015, por razones obvias) con un descenso del 35% respecto al último año de gestión del presidente anterior, Mariano Casado. La tardanza en aplicar la reducción de retenciones (prometida en 2012 y realizada en 2016), el incumplimiento de la mayoría de las promesas en este campo (nuevas apuestas, boleteras, apuesta móviles…) y la incapacidad para adelantarse a operadores como Sportium han sido sin duda claves para esta reducción, cuya peor consecuencia ha sido la de expulsar a algunos de los apostadores más importantes de nuestro turf a otros operadores y a carreras extranjeras.

 

El número de caballos en niveles de antes de la reapertura

perdidas4

Para darse cuenta de la gravedad de este dato, solo hay que recordar que en el año 2002, tras seis años de cierre de HZ, sin perspectiva de reapertura a corto plazo, sin apuesta externa ni subvenciones de SELAE ni del Ministerio o SEPI, corrieron en España, en los hipódromos de Mijas, Dos hermanas, Antela, Sanlúcar y San Sebastián, 730 caballos, 16 más que este año con el 'motor' de HZ a pleno rendimiento y millones de dinero público destinados “al desarrollo de la industria del turf”.

El descenso de caballos corredores en la 'era Faina' ha supuesto una caída del 30% respecto al último año de Mariano Casado, más grave aún en los potros de dos años de los que han corrido 118 en 2016 por los 202 del año 2011 que supone una caída en el número de potros corredores del 43%.

 

El número de cuadras en descenso pese a la mejora del retorno para el propietario

perdidas5

De las 451 cuadras que habían corrido alguna carrera en España en el año anterior a la entrada de Faina Zurita y su equipo a La Zarzuela, se han destruido el 30 % situándonos de nuevo en números anteriores a la reapertura del hipódromo y ello a pesar de que, en el año 2016, el aumento de premios y el descenso de caballos han aumentado significativamente la rentabilidad para el propietario. Sin embargo, la inestabilidad que se deriva de las cuantiosas pérdidas 'estructurales', la falta de un proyecto a medio/largo plazo y la poca cintura para restañar las heridas abiertas durante el conflicto con SFCCE nos han llevado a mínimos históricos también en la cifra de propietarios.

 

La industria de la Cría se desploma

Tanto en la decisión del Congreso de reabrir el Hipódromo de la Zarzuela, como de activar la apuesta hípica de SELAE, había un objetivo prioritario, el de reactivar y desarrollar la industria de la cría del PSI en España y para ello se han destinado también subvenciones especificas por el Ministerio de Agricultura por importe de varias decenas de millones de euros.

perdidas6

No cabe duda de que si hay un dato que demuestra a las claras el profundo fracaso del modelo actual es el del número de nacimiento de PSI en nuestro país, probablemente el mas bajo en los últimos 70 años. Números que estan al 50% de los existentes durante los 9 años de cierre del Hipodromo de la Zarzuela, sin subvenciones de ningún tipo.

 

La apuesta hípica de SELAE

La apuesta de la que se nutre financieramente la industria del turf en España es la apuesta soportada por SELAE (Lototurf y Quíntuple Plus), que destina una cantidad directa de 6,5 millones de euros más otras partidas que se han ido reduciendo estos dos últimos años, tanto en patrocinios como en costes de producción audiovisual que han sido abandonadas evidentemente en un ajuste de las cuantiosas pérdidas que le ocasiona la apuesta hípica que ha visto reducida su recaudación por jornada de los más de 100.000 €/jornada que recaudaba la quíntuple en 2006/2007 a los poco más de 10.000 que recauda en la actualidad. Esto ha provocado que SELAE pase de no ganar dinero con la apuesta hípica a perder en torno a los 6 millones de euros en el año 2016, aproximadamente el doble de las pérdidas que le ocasionaba la apuesta en el año 2011 (último de Mariano) en el que se recaudaron 10 millones de euros de apuestas hípicas por los 4 millones del año 2016.

Si nos fijamos en la evolución de venta de la quíntuple plus veremos que en 2016 y pese al aumento de jornadas de 77 (que teníamos en 2011) a 80, la recaudación total ha caído en la 'era Faina' de los 2,9 millones a 1,1m lo que supone una caída superior al 60 %.

modificado3

 

Cuadro resumen evolución grandes cifras 2011-2016

perdidas8ok

 

 

Autor: Último Furlong (@Ultimo_Furlong)

Fotos: Último Furlong

 

Visit betroll.co.uk the best bookies